EL ARTE DE LA BANDERA

Virtuosismos, acrobacias, lanzamientos de banderas de cores en coreografías que desafían las leyes de la física, al ritmo cadencioso de tambores y trompetas: esta es la razón por la cual las banderas de Cori son mundalmente famosas.

Un arte antiguo

Originalmente eran los alférez, quenes en batalla lideraban y coordinaban al ejército sostenendo la bandera con el signo de la ciudad. Nunca la bandera tenía que caer en manos de los enemigos, por lo tanto los alférez eran atléticos, capaces de realizar todo tipo de acrobacias con paño para defenderla y pasarla fácilmente a los compañeros en caso de peligro. Desde aquí, entre 1500 y 1600, la banders aterrizó en los espectáculos de la plaza, donde los “sbandieratori” mostraron sus habilitad durante los desfiles y fiestas religiosas.

Una tradición viva

Hoy en día el arte de la bandera es una tradición firme en el país, y no hay niño que tarde o temprano no lo haya aprendido. De hecho, en las calles no será raro ver a niños practicando en los callejones. Los “sbandieratori” de Cori reproducen las acrobacias del pasado en coreografías complejas, que incluyen intercambios de banderas audaces e incluso saltos mortales. Los movimientos de las manos no son al azar: son los codificados en los antiguos manuales militares del dicho “arte de manejar la enseña”. Los trajes son de inspiración del siglo XVI y los colores son los de las tres puertas de Cori: amarillo y azul claro para Puerta Romana, amarillo y verde para Puerta Signina y rojo y azul para Puerta Ninfina, mientras que el amarillo y el rojo representan a la Comunidad.

La escuela corese

La escuela de los “sbandieratori” de Cori destaca por su peculiaridad: se encuentra entra las muy pocas en Italian que usan la bandera con un mango de madera. Esta bandera es una fuente de orgullo y fama porque, en comparación con la barra de plomo tradicional, es más ligera, pero también mucho más difícil de manejar y tirar de la manera correcta, especialmente cuando hay viento.

Donde admirarlos

Actualmente en Cori hay tres grupos de “sbandieratori”, que llevan el arte de la bandera de Cori en todo el mundo: Sbandieratori dei Rioni di Cori, Sbandieratori del Leone Rampante y Storici Sbandieratori delle Contrade di Cori. Las mejores ocasiones para admirarlos en Cori son los dos históricos “Caroselli”, el Juramento de los Priores, el Latium Festival y la procesión de la Madonna del Soccorso.