Santa Oliva : el complejo monumental

Una iglesia medieval que incorpora los restos de un antiguo templo, una capilla del siglo XV totalmente con frescos, un claustro renacentista y un convento: todo esto es Santa Oliva, 2000 años de historia encerrados en una plaza panorámica que parece provenir de la Edad Media.

Santa Oliva: una y muchas al mismo tiempo

Llegad a la plaza de Santa Oliva y no ingreseis de inmediato. Tomaos unos minutos para observar la plaza y la imponente fachada de la iglesia y el convento, porque aquí, en solo unos metros cuadrados, se incluyen 2000 años de historia. Al observar la fachada, notaráis las huellas de varias intervenciones que han tenido lugar en diferentes épocas, arcos y columnas engastados en la pared, edificios que no son contemporáneos entre sí.

De hecho, Santa Oliva es un ejemplo perfecto de como la ciudad de Cori ha crecido sobre sí misma: cada época construyó nuevos edificios basados en los antiguos, y los ha reformado según el gusto y las necesidades del momento. Es por eso que Santa Oliva se ganó el título de “complejo monumental”: originalmente aquí se encontraba un templo romano del siglo III-I a.C.: en la primera mitad del siglo XII en la base del templo se construyó una iglesia dedicada a Santa Oliva de Anagni; en la segunda mitad del siglo XV, finalmente, se agregaron la capilla del Santo Crucifijo y el convento de los agustinos con el claustro.

La plaza

La plaza y el complejo adquiriron su aspecto actual con las obras de finales del siglo XV, a las que se agregaron otras pequeñas intervenciones en el siglo XVI. Antes de eso , el espacio probablemente estaba en dos niveles.



Santa Oliva ayer y hoy

En la Edad Media la iglesia de Santa Oliva desempeñaba un papel fundamental en la vida política de la ciudad: aquí es donde los magistrados juraron lealtad al estatuto municipal, y siempre aquí tenían lugar las reuniones periódicas del Parlamento, compuesto por los jefes de familia de todas las familias de Cori.

Si queréis verlo de nuevo como entonces, vengáis el penúltimo domingo de junio, y encontraráis personajes disfrazados que desfilan en la plaza y juran lealtad al estatuto municipal: de hecho, hoy como en el pasado aquí se celebra el juramento de los priores de las tres puertas, en el Carosello storico dei rioni.