Calle delle Colonne y la iglesia del Santísimo Salvatore

Calle delle colonne, con su pavimento blanco, los restos de la columnata original y los antiguos edificios públicos del foro dispersos aquí y allá, contienen muchos secretos. Y alberga, justo al lado del templo de los Dioscuros, la iglesia del Santísimo Salvatore.

Calle delle colonne

El adoquinado blanco que va del templo de los Dioscuros a plaza Montagna era el antiguo camino que conducía al corazón del foro. Todavía se pueden ver algunas medias columnas, que hablan de la antigua gloria del camino. Ya que Calle delle Colonne no conducía solo al templo de los Dioscuros: debido a su importancia, tenía que albergar muchos edificios públicos, de los cuales hay restos dispersos aquí y allá. Pero el desarrollo de la construcción de Cori en la Edad Media los incorporó, acultándolos de la vista.

En un sótano privado cerca del templo de los Dioscuros, en particular, hay rastros de una planta rectangular, con toba abovedada, con un piso de mosaico blanco: sin duda, un edificio público conectado al foro, tal vez una basílica forense.

La Minerva del Capitolio nació aquí

Justo de Calle delle Colonne viene también una gran fuente de orgullo para los Coresi: la imperiosa Minerva de pórfido que ahora se encuentra en la Plaza del Capitolio en Roma. Una copia de la estatua se guarda en el Museo de la Ciudad y del Territorio.

La iglesia del Santísimo Salvatore

En la plaza del templo se encuentra, en posición panorámica, la iglesia medieval del Santísimo Salvatore, cerrada al público. La iglesia contiene algunas de las pinturas más valiosas realizadas en Cori en el siglo XVII, incluidos dos frescos del pintor florentino Anastasio Fontebuoni y las pinturas de la Capilla del Carmelo (1614), de un artista anónimo.