PLAZA POZZO DORICO

Ayer espacio público y cobertura de una gran cisterna, hoy en día una plaza silenciosa y escondida en los callejones, donde los niños siempre han jugado sin ser molestados: es la plaza Pozzo Dorico.

Pizzitónico para los amigos

Si deseáis apreciar toda la grandeza de las terrazas en las que estaba el foro, el lugar correcto es la plaza Pozzo Dorico. Pero supáis de inmediato que en Cori nadie lo llama así: para todos, los nIños que lo usan como campo de fútbol y los adultos que se sientan y conversan al sol por la tarde, es Pizzitónico. No hay Corese, de ninguna edad, que no haya jugado aquí al menos una vez. Esta plaza es el ejemplo perfecto de como Cori ha absorbido, incorporado, readaptado todos sus espacios más antiguos a los usos modernos. La ciudad antigua aún vive en la ciudad nueva.

Una plaza-pozo

La plaza se apoya sobre una terraza contruida entre el siglo II y el siglo I a.C. justo debajo del el Templo de los Dioscuros y la posterior  iglesia del Santísimo Salvatore  (siglo XIII d.C.). Ciertamente, tenía la función de expandir el espacio del foro, pero no solo. Como indica su nombre, Pozzo Dorico esconde un secreto: era la cobertura de un espacio multifuncional. Bajo su adoquinado blanco hay una serie de habitaciones que servían principalmente como cisterna de recogida del agua, pero es casi seguro que también albergaban un mercado cubierto, fábricas para procesar materias primas y almacenes. El rastro más obvio de la función hídrica es la alcantarilla de piedra en el lado hacia Calle Petrarca.

Para el complejo sistema hídrico, en el pasado se pensaba que las habitaciones debajo de la plaza albergaban las termas de Cori. En realidad, hoy en día tendemos a excluir la hipótesis